UNA MUESTRA DEL NELORE EN LAS PRIETAS